No hay más espacio para robots

No hay comentarios
no hay mas espacio para robots

En los últimos años se viene acelerando a pasos agigantados la automatización e incorporación de distintas tecnologías al ámbito laboral.

Esto, por un lado, agiliza procesos, reduce costos, permite aumentar los márgenes incluso reduciendo precios al consumidor. Por el otro, genera menor necesidad de trabajadores operativos o administrativos en diferentes áreas de la empresa y, en consecuencia, causa miedo, a quedarse sin empleo, a ser reemplazado, a dejar de ser necesario.

La tecnología viene haciendo esto hace décadas, pero con avances anuales menos notorios. Hoy, el escenario es otro. La pandemia pudo haberlo acelerado, pero ya era inevitable desde hace tiempo. Que no hayamos querido verlo antes, es otra cuestión.

Pero, enfoquémonos por un rato en ese miedo. Miedo que en Argentina se traduce en marchas sindicales, protestas, paros, y mucha, mucha quejología.

Ese es nuestro deporte nacional. La queja.

Repito. La adopción tecnología es inevitable. Ejercer la queja puede hacer el proceso un poquito más lento, pero no logramos nada. Ese tiempo, esa energía, ese dinero, ese empuje, podemos enfocarlos mucho mejor si aprovechamos a aggiornarnos, adaptarnos y adoptar el cambio como parte de nuestra vida y nuestro trabajo.

El futuro (y el presente) demanda tareas más especializadas y específicas. Pero también más humanas. Solíamos enfocar nuestras búsquedas y nuestros currículums (¿sigue existiendo el currículum como tal?) en habilidades técnicas, manejo de herramientas, etc. Y esas habilidades van a ser cada vez más específicas y profesionales, pero también crece cada vez más el foco en las habilidades sociales (que si, son desarrollables), como la creatividad, la empatía, el liderazgo, la innovación o el pensamiento fuera de la caja, y muchas más.

Si, es cierto, van a desaparecer muchos puestos de trabajo, probablemente más del 50%. Y hay muchas noticias y artículos catastróficos al respecto. Pero lo que no se suele decir es todo los trabajos y nuevos puestos que se van a generar. El mercado fintech, la robótica, la ingeniería, la programación, ya están creciendo exponencialmente. Van a surgir puestos que hoy ni se nos ocurre que podrían llegar a existir.

¿Te acordás cuando no existían los Community Managers?

Así como el famoso puesto de CM que hoy todas las compañías necesitan, y que se creó hace menos de 20 años, constantemente surgen nuestos puestos, tareas y necesidades en las empresas. Así como también surgen nuevos servicios profesionales, como coaches, piscólogos, nutricionistas o profesores de yoga in company.

Si, es un desafío. La era de ser robots que ajustan tuercas o cargan datos en un excel se acabó. Aceptalo, abrazalo, y hacete cargo. La época en la que te recibías de x carrera, y te dedicabas toda la vida a lo mismo hasta jubilarte, se fue hace rato. Las carreras van a cambiar (¿qué sentido tiene estudiar 8 años para recibirte de algo que ya perdió vigencia mientras lo estudiabas?), los trabajos y tareas van a cambiar constantemente (vas a necesitar mantener la frente en alto y aprender cosas nuevas siempre), y la jubilación probablemente deje de existir dentro de poco, al menos como la conocemos.

La era de los robots que ajustan tuercas o cargan datos en un excel se acabó.

La quejología no nos sirve, solamente nos mantiene más lejos del presente y del futuro.

Los robots que quedan son los que procesan datos, ajustan tuercas y levantan cargas 1000 veces más rápido que varias personas juntas. ¿Por qué enfocarnos en luchas contra esa corriente si tenemos tantos terrenos en los que ganamos por goleada? ¿Por qué querer seguir siendo robots?

Tenemos la oportunidad de dedicarnos a cosas mejores, de potenciar nuestro aprendizaje y hacer cosas mucho más interesantes, porque una máquina hace esas tareas monótonas que no nos gustan ni nos aportan nada. Y ¿qué hacemos? Nos quejamos.

Podemos enfocarnos en aprender (una de las habilidades más requeridas es la capacidad de aprender a aprender, es decir, de mantenernos siempre “enseñables”). Hoy, la información que queramos, está a nuestro alcance, en cualquier dispositivo con internet. Sólo hace falta un oráculo (horas culo, sentate y lee, escucha, mirá, estudiá, aprendé).

Podemos enfocarnos en profesionalizarnos y vender nuestros servicios.

Podemos enfocarnos en crear algo nuevo, dentro de la empresa en la que estamos, o por nuestra cuenta. Hoy el innovador no es la piedra en el zapato que era hace 20 años, hoy es necesario y deseado.

Podemos enfocarnos en desarrollar nuestra marca personal y abrirnos puertas que antes eran impensadas.

Podemos enfocarnos en desarrollar soluciones para una causa mayor, que sobran (hambre, sustentabilidad, calentamiento global), y que hoy necesitamos que cada vez más personas dedicadas y apasionadas por hacer un mundo mejor.

Sólo hace falta un oráculo (horas culo, sentate y lee, escucha, mirá, estudiá, aprendé).

Quién sabe todo lo que podemos llegar a hacer mañana. Lo que no podemos permitirnos es quejarnos porque ya no podemos ser robots. No hay más espacio para robots. Ahora nos toca ser humanos, más humanos que nunca.

Entrada anterior
Confianza y Liderazgo
Entrada siguiente
Marketing de Contenidos: Qué es y por dónde empiezo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola! 😃
¿En qué puedo ayudarte?